Los reflectores sobre México

Los medios de varios países difundieron profusamente la crisis de violencia de género que sufre México, las manifestaciones que ésta ha provocado y la débil respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Distintos medios extranjeros recordaron la semana pasada las cifras de asesinatos de mexicanas. “Un promedio de 10 mujeres son asesinadas al día en México”, difundió la radio británica BBC. “En 2019, el gobierno mexicano registro 1006 casos de feminicidios”, publicó The New York Times.

Aparte de poner los focos sobre la rebelión feminista que se está viviendo en México, los periódicos, revistas y estaciones de radio reflejaron en sus despachos las expresiones contrastantes de López Obrador ante los severos cuestionamientos de las agrupaciones de mujeres mexicanas.

Es “una importante prueba de liderazgo para el presidente Andrés Manuel López Obrador”, según The New York Times, periódico estadunidense según el cual el mandatario mexicano da la “batalla en encontrar una respuesta a esos sucesos”.

The New York Times se refirió a la impotencia de AMLO en sus “mañaneras”, en las que “el presidente se molestó por las preguntas de los periodistas sobre el feminicidio y trató de devolver la conversación a su anuncio de que el gobierno había recuperado más de 100 millones de dólares en activos delictivos y lo estaría canalizando hacia comunidades pobres”.

Además de poner de relieve la impotencia gubernamental, el diario neoyorquino resaltó que el miércoles 19, el comportamiento del presidente cambió respeto a la víspera. “López Obrador parecía más receptivo a las demandas de los manifestantes, aplaudiendo el voto del Congreso a favor de penas de prisión más severas”, y atribuyó esos avances a la presión social y los movimientos de protesta ocurridos en los últimos días.

“Incluso trazó un paralelismo entre los manifestantes y los líderes de la Revolución Mexicana”, concluyeron Kirk Semple y Paulina Villegas, coautores del reportaje en el diario estadunidense, imputándole al jefe de gobierno su respeto al movimiento feminista, pero también un tono populista.

La ola de violencia contra las mujeres en México también se reflejó en los medios de Alemania, donde a pesar de haber sufrido un ataque terrorista antimusulmán el miércoles 19, con saldo de nueve muertos, no dejaron de publicar los temas de la violencia en México. 

El conservador Münchner Merkur precisó que en México todavía no se tipifican bien los feminicidios: “Más de mil de los aproximadamente 3 mil 800 asesinatos de mujeres fueron clasificados como feminicidios”.

El español El País dibujó un difícil panorama: “México es un país acostumbrado en los últimos años a desayunar con las noticias más crueles”. Y soltó un dato: “3 mil 752 mujeres asesinadas en 2018”.

Con el título El asesinato de la niña Fátima, un crimen que sintetiza el terror machista en México, el rotativo español recordó que México es uno de los países más funestos hacia las mujeres. Junto con el feminicidio de Ingrid Escamilla, la pesadilla vivida por Fátima habría sido el detonador que hizo despertar a la ira feminista por la violencia de género, “el último símbolo de indignación de un país que cada día rompe los récords de la tragedia”. 

En complemento del reportaje del funeral de Fátima, El País publicó un relato enfocado en López Obrador cuando en una “mañanera” achacó el asesinato de esas mujeres “a la moral individualista y al pensamiento conservador”. 

El diario español destacó que el presidente mexicano habló de “una respuesta reduccionista” del problema fundamental y cultural de la brutalidad hacia las mujeres. El medio afirma que respondió sin que el gobierno “haya establecido aún una estrategia concreta para atajar este flagelo”.

En un tercer texto, el periódico español publicó que “López Obrador evita dar un plan concreto para atajar la crisis de los feminicidios” y explicando que “el presidente mexicano insiste en pedir a las mujeres que sus manifestaciones no sean violentas”.

No obstante, Elena Reina, corresponsal del diario, acudió al funeral de Fátima y relató la emoción de María Magdalena, su madre, y la vio llorar “como si fuera su culpa que a la salida de una escuela pública que tiene más de 700 alumnos y que se encuentra en la calle que da a la iglesia y a un edificio del gobierno local, se llevaran a su hija más pequeña, la menor de cuatro hermanos”. Un relato en el corazón de “este rincón de la capital de México (donde) no suele acercarse la policía”.

En Francia, Paris-Match se concentró en detallar el infanticidio, sin pronunciar la palabra “feminicidio”. La revista prefirió mencionar los rumores que adelantan que “el padre de la víctima sufre de demencia senil y su madre tiene problemas mentales”, por si no había sido alguien más quien decidió matar a su hija.

France Culture, del grupo Radio France, arrancó su diario internacional del jueves 20 con el feminicidio de la niña de Xochimilco. “Una palabra obsesiona a los periódicos mexicanos desde hace más de una semana: esta palabra es feminicidio”. Indicó que “feminicidios” se ha convertido en rúbrica especial en varios medios como El Universal.

La estación de radio gala se refirió a “las anónimas” que llevan puesto el pañuelo verde o el morado, o a veces los dos, alabando el “surgimiento de un movimiento feminista radical que ya no duda en usar la violencia en sus manifestaciones para presionar a las instituciones y finalmente combatir la indiferencia general ante la difícil situación de las mujeres”.

En Inglaterra The Sun tituló “Avalancha de matanza: niña de 7 años, asesinada y envuelta en plástico provocó grandes protestas en México después de que una estudiante murió apuñalada y desollada”.

Los analistas del extranjero prevén que los reflectores permanezcan un par de semanas sobre México, ya que se esperan manifestaciones y un paro nacional el 8 y 9 de marzo.