Veta GDF tres años a gasera Express Nieto por explosión en Cuajimalpa

La pipa de gas que explotó en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.
Foto: David Deolarte

MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal vetó a la empresa Gas Express Nieto: A partir de hoy y hasta el 2018 no podrá tener vínculos comerciales con ninguna área de la administración local.

Esta decisión se deriva de su responsabilidad en la explosión ocurrida en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa el pasado 29 de enero, que dejó cinco muertos y más de 70 heridos.

A cuatro meses y medio de la tragedia, la Contraloría General del gobierno capitalino publicó en la Gaceta Oficial del DF el Aviso CGDF/I/008/2015. En él informó que la gasera propiedad de Sergio Nieto del Río no podrá firmar contratos con ningún órgano desconcentrado, delegación o unidades administrativas locales durante los próximos tres años.

“El 24 de junio de 2015, esta Contraloría General notificó la resolución del 15 de junio del año en curso, a través de la cual determinó el impedimento para participar en procedimientos de contratación y celebración de contratos en materia de adquisiciones, arrendamientos y prestación de servicios, con número de expediente CG/DRI/SPC-010/2015, a la persona moral ‘Gas Express Nieto de México’, SA de CV, con RFC GEN7908272C1″, aseguró la dependencia.

Y continuó:

“Esta autoridad administrativa hace de su conocimiento que deberán abstenerse de recibir propuestas o celebrar contratos en las materias antes señaladas en términos de la Ley de Adquisiciones para el Distrito Federal con dicha persona moral por un plazo de tres años”.

Según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el peritaje preliminar realizado en la zona del siniestro arrojó que la pipa que surtía combustible aquella mañana del 29 de enero tenía una fuga y carecía de mantenimiento.

Esta situación, dijo en su momento, provocó el estallido y, con ello, la destrucción de 80% del hospital, así como daños al mercado público adjunto y algunas casas de la zona.

Luego de la tragedia, el GDF interpuso una demanda civil contra la gasera para que ésta pague todos los daños ocasionados al hospital, el material médico quirúrgico, así como los otros daños ocasionados.