Salmonella ocasiona hospitalización de 11 bebés de Colima

COLIMA, Col. (apro).- La encargada de Comunicación Social de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Laura Castellot Mondragón, informó que la bacteria Salmonella fue la causante de los casos de diarrea infecciosa que afectaron a 11 recién nacidos en el Hospital General de Zona No. 1 de esta ciudad.

Eso se determinó con los estudios realizados por cinco médicos especialistas provenientes de Guadalajara, Jalisco, que visitaron Colima después del brote de la enfermedad iniciado el domingo 21.

Al frente del equipo médico estuvo el director del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional del Occidente, José de Jesús Arriaga Dávila.

Sin embargo, hasta el momento se ignora cómo se produjo el contagio de los bebés con esa bacteria. De acuerdo con Castellot, ya se investigó al personal del nosocomio, y en caso de que se concluya que hubo algún tipo de negligencia “se procederá como en cualquier otro asunto”.

Cinco de los niños afectados fueron trasladados al Hospital de Pediatría de Guadalajara y los seis restantes recibieron atención médica en Colima. Tres de ellos ya fueron dados de alta la tarde de este jueves.

Laura Castellot precisó que tanto los tres bebés que permanecen hospitalizados en esta ciudad como los que se encuentran en la capital de Jalisco, están estables y en proceso de recuperación.

Por la mañana, un grupo de reporteros había solicitado información sobre este caso a la funcionaria, quien horas más tarde presentó ante los medios de comunicación a los padres de dos de los niños dados de alta.

Con sus respectivos hijos en brazos, Erick Iván Romero Covarrubias y Eliseo Guzmán Muñoz agradecieron profusamente ante micrófonos y grabadoras la atención recibida de parte del personal médico y directivos del Hospital General de Zona No. 1 del IMSS, y coincidieron en minimizar la probable responsabilidad que podría derivarse del incidente.

“Se manejaron muchas cosas: desinformación, simples argüendes. Lo único que tengo que decir es: gracias a todo el equipo de médicos, estamos muy contentos con el esfuerzo que hicieron, las ganas que le pusieron. Las 24 horas los niños tenían atención, no sé, la verdad estamos muy contentos, a pesar de la mala información que había afuera”, comentó Romero Covarrubias.

–¿Qué piensa de que sea precisamente en un hospital donde se produce una infección de este tipo? —se le preguntó.

–Somos humanos, todos nos podemos equivocar y esto puede pasar aquí y donde sea. En cualquier institución puede haber cosas de éstas. Yo pienso que no hay que satanizar, no hay que poner tanto énfasis en lo malo. La verdad es que a lo mejor sí tenemos un concepto un poco mal del servicio del IMSS. Yo lo platicaba con los doctores, pero hasta que estás aquí adentro te das cuenta de la calidad que tiene este instituto para atender a los pacientes —respondió.

Por su parte, Guzmán Muñoz declaró que su hijo estuvo enfermo de una infección estomacal provocada por “animales que donde quiera hay”, aunque “de pronto también los médicos se alarmaron porque pensaban que era otra enfermedad. Estuvimos muy bien atendidos al último: primero andábamos asustados y desesperados, pero al último nos atendieron muy bien”.