Afectados por derrame de Grupo México toman palacio de Ures

URES, Son. (apro).- Habitantes afectados por la contaminación minera de los ríos Sonora y Bacanuchi tomaron el palacio municipal de Ures para exigir la reanudación del pago de indemnizaciones retrasadas durante 90 días a causa de la veda electoral.

La lideresa de los manifestantes, Elvia Valenzuela, dijo que los damnificados están “cansados” de las tantas promesas realizadas por los integrantes del Fideicomiso Río Sonora, presidido por Rodolfo Lacy Tamayo.

“Ya casi vamos a cumplir un año y no hemos tenido una solución. Si acaso, un pequeño pago en noviembre, pero ya se olvidaron de nosotros”, lamentó Valenzuela a 10 meses del derrame de tóxicos ocasionado por la mina Buena Vista del Cobre, filial de Grupo México.

Las demandadas de los más de 100 inconformes apostados afuera del edificio municipal son: tratamiento médico especializado, agua potable libre de contaminantes y el pago oportuno de indemnizaciones a cada uno de los 25 mil afectados en el río Sonora.

El alcalde de Ures, José Manuel Valenzuela Salcido, detalló que la toma del palacio municipal fue orquestada desde el miércoles 10, alrededor de las siete y media de la mañana.

“A mí me dijeron que no se moverán hasta que el Fideicomiso Río Sonora les resuelva sus peticiones y se cumplan con las promesas realizadas por parte de las autoridades federales”, subrayó.

De acuerdo con el edil urense, a consecuencia de esta toma municipal dejaron de laborar más 90 funcionarios públicos hasta nuevo aviso.

Ures es uno de los siete pueblos afectados con los derrames mineros. Cuenta con una población de 9 mil 185 habitantes y se encuentra a 79 kilómetros al noreste de Hermosillo.