La PGJDF abre tres averiguaciones previas por delitos electorales

Jornada electoral en la Ciudad de México.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) reportó el inicio de tres averiguaciones previas por presuntos delitos electorales, así como la detención de dos personas durante esta jornada electoral.

En conferencia de prensa, el titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza, explicó que en la delegación Iztacalco, una mujer de 22 Años fue detenida en flagrancia y trasladada al Ministerio Público cuando –a media cuadra de una casilla de votación y con lista de electores en mano–, ofrecía dinero a cambio de que los electores le mostraran la fotografía de su boleta marcada en favor de un partido político para el que debía juntar 20 votos. El funcionario se reservó el nombre del partido.

La segunda detenida fue la presidenta de una casilla en la delegación Coyoacán, quien fue acusada por el vocal del sector 24 del Instituto Nacional Electoral (INE), luego de que un votante reclamó que sólo le entregaron dos de las tres boletas correspondientes para votar. La funcionaria del INE pidió apoyo a policías de la SSP-DF para detenerla y ponerla a disposición del ministerio público.

Según Ríos Garza, la presidenta de dicha casilla violó el artículo 8 de la Ley General en Materia De Delitos Electorales, cuya sanción va de dos a seis años de cárcel.

La tercera averiguación previa se abrió en la delegación Cuajimalpa por la supuesta compra-venta de votos. Sin embargo, no hubo detenidos.

El titular de la PGJDF agregó que desde que inició el proceso electoral, –incluidas precampañas y campañas políticas– la PGJDF ha recibido 120 denuncias, 19 de ellas relacionadas directamente por la acción de ofrecer “dádivas” a cambio del voto. El resto, añadió, tiene que ver con delitos del fuero común, por ejemplo, lesiones, amenazas y robo relacionados con el proceso.

Desde el comienzo de la jornada de votación los distintos partidos –particularmente PRD, PAN y Morena– han denunciado, aunque sólo a través de las redes sociales, la compra y coacción del voto en diferentes delegaciones.