Ahora Slim crea empresa de perforación petrolera: Carso Oil & Gas

Carlos Slim, empresario.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- El segundo hombre más rico del mundo, Carlos Slim, incursionará en el sector energético a través de su nueva empresa, Carso Oil & Gas, que arrancará operaciones con activos equivalentes a 3 mil 478 millones de pesos.

De acuerdo con un aviso publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, Carso Infraestructura, Construcción y Perforación, así como Condumex Perforaciones, se fusionarán para dar lugar a la nueva empresa del magnate.

Según el documento, Carso Oil & Gas absorberá incondicionalmente todos los activos y pasivos de las empresas fusionadas y adquirirá, a título universal, todo el patrimonio y los derechos de éstas, así como las obligaciones de índole mercantil, civil, fiscal y de cualquier otra naturaleza.

La nueva empresa arranca con activos por 3 mil 478 millones de pesos y un capital fijo sin derecho a retiro por mil 200 millones de pesos, representado por 17 mil 782.3 millones de acciones de la serie A.

Lo anterior fue aprobado en las asambleas generales extraordinarias de accionistas de las tres firmas, celebradas el pasado 17 de febrero.

Sin embargo, luego de la aprobación de la reforma energética, el dueño de América Móvil movió sus piezas para entrar al negocio de los combustibles.

En octubre pasado Slim decidió separar sus operaciones de perforación petrolera de sus empresas Grupo Condumex y Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) para crear un nuevo grupo de compañías dedicadas a la explotación de hidrocarburos.

De esta forma se crearon tres nuevas entidades llamadas Carso Perforación; Carso Infraestructura, Construcción y Perforación, y Condumex Perforaciones. Ahora el magnate dio el siguiente paso al fusionarlas.

De acuerdo con la revista Forbes México, el hombre que acumula una riqueza de 77 mil 100 millones de dólares “se posiciona para aprovechar nuevas oportunidades de las reformas económicas… En 2014 decidió agrupar sus empresas del sector energético bajo su compañía Carso Energy. La decisión ya rinde frutos, ya que esa empresa ganó dos contratos para edificar dos gasoductos para la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”

Hoy da a luz otra fuente de riqueza para el magnate.