Asesinan a madre e hija en Chihuahua

CHIHUAHUA, Chih., (apro).- La violencia contra las mujeres no cesa en Ciudad Juárez. El domingo en la noche fueron localizados dos cuerpos encobijados y ayer se informó que corresponden a una mujer de 45 años y a su hija, de 25.

Los cadáveres fueron hallados en las calles Refugio de la Libertad y Fray Esteban de Perez de la colonia Fray García de San Francisco en Ciudad Juárez.

La Fiscalía Zona Norte las identificó como Ivonne Adriana Valenzuela Gómez y su hija Cinthia Berenice Valdez Valenzuela.

De acuerdo con versiones de vecinos, los cuerpos fueron bajados de un vehículo, por lo que se presume que las mujeres fueron asesinadas en otro lugar.

Las autoridades policiacas investigan el doble homicidio, mientras que los reportes preliminares indican que una de las líneas de investigación es su posible relación con el crimen organizado.

El fin de semana, la Fiscalía del Estado activó la segunda fase del Protocolo Alba por la desaparición de tres adolescentes. Dos de ellas desaparecieron del fraccionamiento Riberas del Bravo y la tercera, de Parajes de San José.

Según los reportes policiacos, a Leslie Aimé Erives Torres de 14 años de edad, la vieron por última vez cuando salió de su casa hacia la Secundaria Técnica 90 el pasado 10 de marzo. Vive en la colonia Riveras del Bravo etapa 7.

De acuerdo con la descripción de sus familiares, la adolescente tiene cabello negro tipo quebrado hasta la espalda, ojos verdes, complexión delgada y tez blanca. Vestía el uniforme de la escuela, pantalonera gris y playera amarilla.

Edna Joselin Urías Amaya, de 16 años, desapareció el mismo día y en la misma colonia. La última vez que la vieron vestía mallas negras, chaleco café y tenis negros.

La tercera adolescente desaparecida es Esmeralda Guadalupe Galván Guerrero, de 14 años, quien salió de su casa en Parajes de San José a las 7:45 horas, para dirigirse a su escuela Cecytec número 11. Vestía pantalonera color azul con rayas color verde y blanco.

En medio de estas búsquedas, la familia de Brenda Patricia Luna Arizmendi recibió sus restos óseos después de dos años de reportar su desaparición.

El cadáver de la joven, que tenía 18 años cuando fue vista por última vez, fue localizado en el Arroyo del Navajo en el Valle de Juárez junto con otros restos óseos, como las jóvenes localizadas en esas condiciones desde 2012.

María Esther Arizmendi Moreno, madre de la joven, fue notificada el pasado fin de semana sobre el perfil genético que correspondía a su hija.

Un grupo de madres y padres de desaparecidas o asesinadas en Juárez, acudió a la vivienda de María Esther, donde fue velado el cuerpo de Brenda Patricia, para compartir su dolor y aligerar la carga con la que viven.

La joven desapareció del centro de Juárez, como decenas de jóvenes. A mediados de 2013, su caso fue relacionado por la Policía Cibernética con el de otras diez jóvenes desaparecidas. El patrón en común de los casos es que fueron citadas vía internet a asistir a dos puntos del centro de Ciudad Juárez: las calles 16 de Septiembre y Francisco Villa y 16 de Septiembre y avenida Juárez.

De acuerdo con la corporación de la Fiscalía General del Estado, en esos casos se hace referencia a un cibercafé que supuestamente está bajo investigación, pero no se han dado a conocer los resultados.

Los cuerpos de varias de jóvenes relacionadas con ese modus operandi se han localizado el Arroyo del Navajo.

En la lista de desaparecidas en esa zona se encuentran las siguientes personas: Janeth Camperos Vaquera, Jocelyn Calderón Reyes, Patricia Ibarra Apodaca, Nancy Navarro Muñoz, Beatriz Alejandra Hernández Trejo, Yanira Frayre Jáquez, Brenda Patricia Luna Armendáriz, Cinthia Jocabeth Castañeda, Brenda Berenice Castillo García y Bertha Alicia Vidal Varela.