El Greco, precursor del barroco: Joaquín Bérchez

Uno de los retablos de El Greco.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- En el marco del IV Centenario de la muerte del pintor Doménikos Theotokópoulos (Candía, Creta, 1541-Toledo, 1614), conocido como El Greco (el griego), el Instituto Cervantes de España presenta la exposición fotográfica itinerante El Greco Architeto de retablos. Fotografías de Joaquín Bérchez, en la cual el fotógrafo e historiador de la arquitectura presenta la poco conocida faceta del pintor como creador de retablos.

Especialista también en la obra del escultor y arquitecto Manuel Tolsá, de quien presentó hace un año una muestra también fotográfica en el Palacio de Minería en esta ciudad, Bérchez expone ahora una selección de 19 fotografías en color de su autoría, además de un video documental, que dan cuenta de cómo El Greco fue un conocedor de la arquitectura de vanguardia de Venecia y Roma, y luego aplicó esos conocimientos en la arquitectura de Toledo a través de los retablos.

El video, es una entrevista con Bérchez, quien relata que luego de regresar a España, El Greco tardó diez años para hacerse arquitecto de retablos, formar un taller en torno suyo y comenzar a crear sus propias obras con una concepción del arte total, que fue “muy moderna en Miguel Ángel, quien la difundió en Roma”.

Allá la vio El Greco y la lleva a España. La plasma en recintos como la Iglesia de Santo Domingo el Antiguo, en Toledo. Y en ese sentido, destaca Bérchez, el pintor se adelanta a su tiempo al conformar al artista moderno que une a las artes, a través del diseño y con ello “prácticamente prefigura al artista barroco”.

En la época dominaban los retablos del arquitecto Juan de Herrera, que pueden verse en el monasterio de El Escorial, eran “totalmente reticulados,  narran historias como secuencias, muy pequeños”.

El Greco innova, dice, al introducir el modelo de pala italiana que puede acoger cuadros de dimensiones extraordinarias, con figuras a escala humana, que requieren de una novedosa disposición. Su influencia fue el arquitecto Andrea Palladio. El pintor de origen griego fue el primero en realizar este tipo de retablos en España y la influencia del italiano se puede ver en el retablo mayor de la iglesia del Hospital de la Caridad de Illescas, “que es una reelaboración del motivo paladiano de la basílica de Vicenza”.

La exposición fotográfica de Bérchez se presentó en el Instituto Cervantes de España, del 19 de febrero al 29 de marzo pasado. Posteriormente se abrió el pasado 5 de abril en la Basílica de San Marco, en Creta, en donde permanecerá hasta el próximo 5 de mayo, para exhibirse en los próximos meses en las ciudades italianas de Nápoles y Palermo.

Si bien de las varias actividades con las cuales se conmemora el 400 aniversario luctuoso de El Greco, entre ellas las muestras Entre el cielo y la tierra, en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid; 12 miradas sobre El Greco en la actualidad: El Greco y la pintura moderna, y El Greco: Arte y oficio. No se ha anunciado ninguna para México (puede verse el video con la entrevista de Bérchez en la liga: https://docs.google.com/a/gapps.cervantes.es/file/d/0B4Jgz8ZogMzoejBYeWRFdlJTaDA/edit).

Y visitarse los cuadros La sagrada familia, Cristo en la cruz y Las lágrimas de San Pedro, en el Museo Soumaya, ubicado en Boulevard Miguel de Cervantes Saavedra 303, colonia Ampliación Granada, que abre diariamente de 10:30 a 18:30 horas.