Rubrica Daniel Ortega acuerdo para hacer realidad viejo sueño canalero

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.
Foto: AP

MANAGUA (apro).- Noventa y nueve años después que Nicaragua firmó el primer tratado bilateral con Estados Unidos, para la construcción de un canal interoceánico por su territorio, el gobierno de Daniel Ortega relanzó el viejo sueño canalero y dio un paso en esa dirección, al suscribirse oficialmente el Acuerdo Marco de Concesión y de Implementación del Canal de Nicaragua y Proyectos de Desarrollo, con el presidente de la firma HKND Group, Wang Jing.

A las 19:30 horas, en la Casa de los Pueblos (antigua Casa Presidencial), el mandatario nicaragüense tomó un bolígrafo negro y firmó el documento que concede oficialmente, por espacio de 50 años prorrogables, la concesión a la firma HKND Group para la construcción de un canal interoceánico por Nicaragua.

Minutos antes también firmaron el documento el presidente de la Autoridad del Gran Canal de Nicaragua, el exvicecanciller Manuel Coronel Kautz, y Wang Jin, presidente de HKND Group, empresario de la República Popular de China.

Tras la firma protocolaria, Daniel Ortega y Wang Jing se abrazaron y mostraron jubilosos la portada del acuerdo marco. “Ahora deja de ser un proyecto y se convierte en un compromiso que vamos a hacer realidad. Llegó la hora de alcanzar la tierra prometida”, dijo el mandatario nicaragüense.

El sueño de una vía interoceánica por Nicaragua data desde el siglo XVI, cuando los colonizadores españoles valoraron que por este pequeño país centroamericano, descubierto en 1502, podría construirse una ruta interoceánica que conectaría los océanos Pacífico y Atlántico.

Sin embargo, fue hasta en 1914, que Estados Unidos y Nicaragua suscribieron el llamado Tratado Chamorro-Bryan, con el cual se le concedió a la potencia del norte la exclusividad para construir una ruta interoceánica por el país centroamericano, voluntad que nunca se concretizó, ya que estaba operando el Canal de Panamá. Ese tratado se mantuvo vigente hasta 1972, ya que luego fue derogado a solicitud de Nicaragua.

El año pasado, el gobierno de Ortega retomó el sueño canalero nicaragüense y dio un paso decisivo, al introducir un anteproyecto de ley para la creación de la Autoridad del Gran Canal de Nicaragua, el cual fue aprobado por unanimidad por la Asamblea Nacional en julio de 2012.

Ayer dio un segundo paso al aprobarse aceleradamente y por 63 votos a favor la Ley 840, que concede la concesión a HKND Group, por 50 años prorrogables, para la construcción del Canal Interoceánico por Nicaragua y otras obras colaterales. Y, el tercer paso fue la suscripción hoy del Acuerdo Marco de Concesión y de Implementación del Canal de Nicaragua.

“Nosotros retomamos el proyecto, ahora contando con la disposición, la firmeza y la seguridad del hermano Wang, quien como buen estratega, está organizando los recursos humanos, financieros, para que se convierta en realidad. El va atrayendo, convocando, las mejores capacidades. Se trata de un proyecto para la paz, para el desarrollo, no excluyente”, dijo Ortega.

El mandatario nicaragüense recordó que pese a que el Canal Interoceánico ha sido un sueño acariciado por más de cinco siglos, el país no cuenta con ningún estudio de factibilidad económico, técnico o ambiental, que confirme o descarte el viejo sueño. Por ello, saludó los esfuerzos de Wang Jing en esa dirección.

“Por primera vez se hará un estudio de factibilidad, ni siquiera lo hicieron las tropas estadunidenses (del Cuerpo de Ingenieros en el siglo XIX), es hasta ahora, después de 500 años, que se hará. Ya de por sí eso es una hazaña. Cuando se conozca, vamos a estar claros sobre la viabilidad del proyecto. El estudio determinará cuál es el camino y la acción a tomar”, insistió Ortega.

El equipo involucrado

Wang Jing, nacido en 1972 y residente en Pekín según la biografía oficial, presentó a gran parte del equipo que HKND Group ha venido contratando para emprender los primeros estudios de factibilidad técnica, medioambiental y social, así como económica-financiera, los cuales están realizando empresas consultoras multinacionales de amplia trayectoria y prestigio.

En calidad de vocero está Ronald MacLean, de origen boliviano, quien aseguró que trabajó ocho años con el Banco Mundial (BM) en programas y proyectos de gobernabilidad y transparencia. Años antes fue electo alcalde de La Paz, Bolivia, en cuatro ocasiones, y también fungió como ministro de Hacienda y canciller.

El asesor técnico principal es Bill Wild, australiano, quien aseguró que tiene alrededor de 40 años de experiencia como ingeniero y desarrollador de grandes proyectos de infraestructura en diversos países del mundo. Brindó seguridad de que los trabajos se harán respetando los más altos estándares internacionales técnicos, sociales y ambientales.

También informaron que la empresa mundial, Environmental Resources Management (ERM), una de las principales consultoras de sostenibilidad del mundo, está en proceso de evaluar de manera independiente el impacto ambiental y social de varias rutas que se están analizando. Esta empresa consultora mundial fue fundada en 1971 y tiene más de 5 mil empleados en todo el mundo, entre ellos científicos e ingenieros de gran prestigio.

Además, han contratado los servicios y la experiencia de China Railway Construction Corp para llevar a cabo la evaluación de viabilidad inicial de acuerdo con estándares internacionales, técnicos y otros seleccionados por HKND Group y la firma McKinsey & Company, la cual hará el trabajo de investigación y análisis del proyecto.

Wang Jing, presidente de la firma china, insistió en que la humanidad ha venido buscando nuevas rutas marítimas más seguras, con tiempos más cortos de viajes y menos costosas, por tanto, el proyecto canalero nicaragüense camina en esa dirección.

“Es imperativo desarrollar un canal más amplio, más profundo, que permita mayores cargas y mayores beneficios. El sueño del pueblo nicaragüense, el Gran Canal, surge en respuesta a esa demanda. Con el pleno apoyo del gobierno de Nicaragua, estamos comprometidos a desarrollar el Canal de Nicaragua”, dijo el empresario chino.

Rechazo de IP

Horas antes, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, informó que en representación de 20 cámaras empresariales interpondrán ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) un recurso de inconstitucionalidad parcial en contra de la ley que concede la concesión canalera a la firma HKND Group.

Aguerri precisó que interpondrán el recurso ante la Sala Constitucional de la CSJ, porque valoran que el artículo 12 de la ley aprobada ayer por la mayoría parlamentaria oficialista, referido a expropiaciones, violenta los derechos constitucionales, ya que establece un mecanismo expedito y una indemnización al valor catastral, en lugar del comercial.

“Observamos que se establece una nueva ley de expropiación en franca oposición a lo que establece el artículo 44 de la Constitución Política y la Ley de Expropiación vigentes, en detrimento del derecho de propiedad de los nicaragüenses, puesto por un procedimiento administrativo se viola el derecho a una justa indemnización”, acusó Aguerri.

En el acto oficial, antes de despedirse, Wang Jing invitó a los empresarios nicaragüenses a viajar a la República Popular de China, tanto a Pekín como a Hong Kong, para “conocer el progreso nuestro”.